sábado, 17 de enero de 2009

Sushi-ya, un japonés apañado.

Dicen que, para saber si un restaurante japonés es bueno, tienes que contar el número de ojos rasgados que se encuentran en él. Pero, qué ocurre si sigues a unos universitarios hambrientos un viernes por la noche? Pues que te llevarán a una tasca barata a cenar. Y eso hicimos anoche. Recuerdo mis años mozos, cuando quedábamos para cenar en un chino. Eso es agua pasada. Los chinos no se llevan nada-nada. A los universitarios cool de hoy en día les va más el rollo japo. Al final, acabamos cenando en una tasca japonesa la mar de enrollada. Rico y barato. Y con una buena selección de tapas japonesas. Muy recomendable.
Sushi-Ya

5 comentarios:

Pio Valera dijo...

Hola amigo o amiga, me gustan tus estampitas de los santos. Tu fondo del blog. El ipod no esta mal. Las etiquetas.. Como lo haces?? un saludo vulgar.

Pio Valera dijo...

Gracias por lo de las etiquetas, intentare poner algo bonico, soy muy torpe con esto,, me gusta tu blog..

Música dijo...

acabo de aterrizar en tu blog: me encanta!
Yo hace no mucho que me he hecho fan del los restaurantes japoneses, el sushi como diría la Carrie Brasdow: es como el sexo....ñam ñam

Jes dijo...

Qué rebonica la Brasdow. Mira que me gustaba la serie. Incluso hicimos el Sex and the City tour por NY y la foto de rigor en el portal de Carrie. Queremos más películas de Sexo en Nueva York!!! Para cuándo la segunda entrega???

Isab_L dijo...

Me encantó tanto el sitio (lo esperaba más bien feo y pringoso) como la comida. Muy ricas las tapas y los sushis especiales. mmmmm... Para repetir.