sábado, 30 de octubre de 2010

Conciertos, conciertos y conciertos...

Llevamos un mesecito que no paramos. Entre Goldfrapp, The Hurts y Peaches no ganamos para cubatas. Y algunos hasta se nos solapan. Y mira que me gusta poco la sala del Razz, pero allí que estamos abonados.

El pasado martes estuvimos en el de Hurts en la sala Bikini y nos parecieron geniales. Qué forma de cantar y moverse sin despeinarse ni sudar una gota. ¿Qué se pone para no transpirar? Y además, vistiendo traje y americana abotoná. Me lo pasé pipa. Lo malo es que, para variar, siempre hay alguna moderna que no se calla ni debajo del agua.

Pipa. Me lo pasé pipa.





El País

1 comentarios:

anonim dijo...

Me gusta mucho viajar. Me siento mas comoda en la silla de avion que en la silla de casa. Pero a otros paises prefiero ir preparada. En Egipto fue en un teatro maravilloso. Lo elegí en https://ticketeria.es/. En China estuve en un mercadillo superautentico. Y en Barcelona estuve en Pride que me gustó muchisimo!